Multitudinaria vigilia en memoria del Gauchito Gil en Corrientes

08-01-2018 Corrientes | Actualidad

vigilia 2
Es incontable la cantidad de personas que detiene su marcha por algunos minutos u horas en el Santuario del Gauchito Gil, emplazado a la vera de la Ruta 123, a pocos kilómetros de Mercedes, en la provincia de Corrientes. Pero en los últimos días son numerosos los devotos que arribaron al lugar para rendirle tributo en un nuevo aniversario de su fallecimiento. Un desenlace fatal que se registró un 8 de enero de 1878. Por eso, con una velada comenzaron anoche las actividades centrales que se desarrollarán hoy en su memoria.

En el marco de un amplio operativo de seguridad que incluía a policías, gendarmes, integrantes de la Guardia Urbana municipal como así también de asistencia sanitaria, ayer eran miles las personas que permanecían en el predio del Gauchito y numerosas las que se movilizaban en la zona.

Desde horas tempranas se podía observar a promeseros haciendo fila para prender una vela o simplemente elevar una plegaria. Mientras que tanto en el predio como en los alrededores se comercializaban los más diversos productos en numerosos puestos.

En paralelo, en el área urbana de Mercedes, en el Centro de Interpretación se realizaban los preparativos para la “Velada de la Cruz de las catacumbas del Gaucho Gil”. Un evento que comenzó a desarrollarse a partir de las 20.

En tanto que hoy a las 5.30, según lo precisado desde la Municipalidad al diario El Litoral, los devotos a caballo trasladarían la Cruz Gil hasta la Iglesia Nuestra Señora de las Mercedes. Allí, tal como sucede cada año, se oficiará una misa en memoria del gaucho Antonio Mamerto Gil Núñez,

Luego, habrá una ceremonia en el cementerio local, donde está sepultado el Gauchito.

En cada una de estas actividades participarían tanto la intendente Elvira Sánchez como los demás integrantes del gabinete municipal.

Una vez concluidas las ceremonias, los promeseros retornarían con la Cruz Gil al Santuario emplazado a la vera de la Ruta 123.

Autor: Marisa Dominguez
Fuente: El Once

Comentarios