Robo en la 127: “Tuvimos un Dios aparte” aseguró el camionero baleado. Le extrajeron una bala 9 mm

12-08-2017 Corrientes | Actualidad

camionero

Dos personas que se trasladaban en un camión perteneciente a una firma de la zona de Cerrito, sufrieron un asalto, el miércoles, en zona de la Ruta Nacional 127, en la provincia de Corrientes. Apuntan a que se trató de un caso de “piratas del asfalto”.
Al conductor “ninguna de las balas lo alcanzó, una rozó su cabeza e impactó en el parabrisas”. Quién se trasladaba como acompañante, Miguel Silva, sufrió una grave lesión en su pierna derecha, lo operaron para extraerle la bala y deberán volverlo a intervenir quirúrgicamente, para “reconstruirle los huesos”, afirmó el hombre, que se recupera en un instituto privado de Paraná.
Al rememorar el hecho, el hombre oriundo de Cerrito, localidad del departamento Paraná, aseveró “Tenemos un Dios aparte y prosiguió “Volvíamos, yo estaba durmiendo porque, al ser muchas horas de viaje, mi compañero me dejó un rato para que descansara. Él dijo que se escucharon varis disparos, dijo `nos van a amatar, nos van a matar`. Cuenta que vio un auto atravesado en la ruta, y dos o tres tipos, con capucha”. Transportaban en el camión térmico, carne.
“Las balas pasaron todas, mi compañero se agachó y se tiró arriba mío, tirando el camión a la banquina. Yo, con el revuelo que él gritaba, me desperté y levanté el camión para que no se vuelque”, relató Silva. En ese momento fue herido.
Al referirse al lugar donde ocurrió el hecho, dijo: “En ese pedazo es todo ruta y no anda nadie, especial para que lo entrampen a uno”.
Las víctimas de este hecho, condujeron hasta el próximo puesto de Gendarmería, “allí nos asistieron”, mencionó.
Silvia permanece internado con una lesión en la pierna derecha, en tibia y peroné, en la que ingresó una bala de 9 mm.

“Me operaron para sacarme la bala y hay que operarme de vuelta para reconstruir los huesos. Se explotó todo”, mencionó el camionero.
Silva aseveró que piensa “seguir trabajando de lo mismo, porque es mi trabajo” aunque “ahora tendremos que ir con más cuidado”.

Cómo avanza la investigación

De acuerdo a lo que Tal Cual pudo saber consultando fuentes policiales y judiciales correntinas, el camionero estuvo en la sede policial de Curuzú Cuatiá, y es quizás el principal testigo, ya que su acompañante iba descansando y fue quien se llevó la peor parte.

De acuerdo a estas primeras declaraciones, un auto habría estado estacionado en la banquina de la ruta, como esperando al camión, e inmediatamente al divisarlo, intentaron pararlo. Pero al hacer caso omiso al pedido, comenzaron con una balacera, que según los investigadores, fueron entre 7 a 9 impactos que dieron en el camión; mientras que se encontraron otras 12 vainas en el lugar del hecho.

Los peritos determinaron que estos sujetos que hasta el momento no fueron identificados, usaron dos tipos de pistolas, una 11/25 mm y otra de 9 mm.

La Justicia ordenó además la extracción, por parte de los médicos, de la bala que todavía está en el cuerpo de Silva y el secuestro del celular para su correspondiente peritaje.

Se desconocen los motivos del ataque, porque tampoco estos sujetos intentaron asaltar el camión, solo habrían disparado a quemarropa por los ocupantes del transporte. La causa fue caratulada como “Supuesta Tentativa de Homicidio y lesiones graves”. La investigación pasaría a Monte Caseros por cuestiones de jurisdicción.

Se aguarda la declaración del único herido en el hecho que se encuentra con lesiones graves internado en el Hospital Santa Rosa.

Autor: Oscar Arnau
Fuente: El Once - Tal Cual

Comentarios