Ampliarán cobertura de medicamentos a través de la Cobertura Universal de Salud

06-06-2016 El País | Actualidad

o_1458243440

Sobre la decisión de canalizar la asistencia a todas las provincias a través de la Cobertura Universal de Salud, desde Nación indicaron que “se va a optimizar y ampliar para las personas más vulnerables”.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que se abrió el llamado a licitación pública internacional para adquirir y ampliar la provisión de medicamentos esenciales para la prestación gratuita en los primeros niveles de atención a través de la Cobertura Universal de Salud (CUS).

El titular de la cartera sanitaria nacional, Jorge Lemus, afirmó que la continuidad en la distribución de medicamentos esenciales “es uno de los pilares en el primer nivel de atención sanitaria”.

Aseguró que esa prestación “se va a optimizar y ampliar para las personas más vulnerables”, al referirse a la decisión de canalizar la asistencia a todas las provincias a través de la Cobertura Universal de Salud.

“Estamos en un proceso de eliminación de la fragmentación del sistema sanitario argentino”, explicó Lemus, y agregó que “la canalización de la mayoría de las prestaciones que venía realizando el Ministerio, ahora será realizada a través de la cobertura universal y permitirá que seamos más eficientes”.
Detalló que los distintos programas de salud vigentes, ya sean de financiamiento nacional o internacional, pasarán a integrar la CUS.

Los medicamentos esenciales que se distribuirán bajo la órbita de la Cobertura Universal de Salud, llegarán a los mismos puntos donde antes lo hacía el programa Remediar, en todas las provincias del país.

Para Lemus, esta iniciativa es “un punto clave en la reformulación del sistema sanitario argentino con el objetivo de lograr ser más eficientes y transparentes”.

Asimismo, se comunicó que Salud trabaja junto al Ministerio de Modernización del Estado para crear un documento nacional de salud, y que en este sentido se ha creado un padrón compuesto por los 16 millones de beneficiarios inscriptos en programas de medicamentos y las 12,7 millones de personas que forman parte del programa SUMAR.

“La nominalización de la población, para que todos los ciudadanos dejen de ser anónimos cuando vayan a atenderse a un hospital público, permitirá que el paciente pueda acceder a una atención de calidad donde, si el establecimiento no puede proveer alguna prestación, lo resuelva el sistema”, resaltó el ministro.

 

Autor: Nicolás Bengoa
Fuente: El Once

Comentarios