Advierten sobre la caída del poder de compra de la AUH

05-09-2019 El País | Actualidad

1-asig

Según el Centro de Economía Política Argentina el Gobierno dejará en diciembre de 2019 una Asignación Universal por Hijo cuyo poder de compra se habrá visto reducido en 20%.

Tras los diversos pedidos desde distintos sectores para que el Gobierno declare la emergencia alimentaria, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) dio a conocer un informe en que se destaca que entre 2016 y 2019 las políticas de infancia y adolescencia sufrieron fuertes recortes.

Según el estudio del CEPA titulado “Los impactos del ajuste económico en las políticas de niñez y adolescencia, 2016-2019”, y en base a datos del INDEC, el 49,6% de los niños hasta 14 años son pobres, y un 11,3% son indigentes.

El informe dice que “a partir del año 2016 el proceso de ampliación de derechos para niños, niñas y adolescentes tuvo un punto de inflexión y varios programas que se venían implementando en años anteriores, se dieron de baja”.

“Entre ellos se pueden contabilizar el Programa Qunita, que entregaba elementos para recién nacidos a los hogares beneficiaros de la AUH y el Programa Conectar Igualdad que consistía en la entrega de una computadora personal con conectividad a todos los alumnos y docentes de escuelas medias y profesorados”, prosigue el texto.

En este sentido, el escrito informa que el monto de la Asignación Universal por Hijo (AUH) habrá perdido en promedio casi 7% del poder de compra durante el período enero a diciembre de 2019 respecto del promedio de enero de 2014 a diciembre de 2015, y el Gobierno dejará en diciembre de 2019 una AUH cuyo poder de compra se habrá visto reducido en 20%.

“En un contexto de aumento del desempleo y caída del poder adquisitivo de los sectores de ingresos medios, quienes típicamente generan las “changas” que emplean a los sectores de bajos ingresos, la insuficiencia de la AUH en términos alimentarios se vuelve un problema significativamente más acuciante. Estos hogares pasan a depender casi exclusivamente de estas transferencias que representan el único ingreso estable del hogar”, destacaron.

En esa línea, el CEPA ve de manera preocupante “la reducción en el calendario de vacunación y la merma en la compra de dosis, que dificulta la correcta provisión a los vacunatorios, luego de un proceso de franca ampliación que llevó a argentina a tener el plan de vacunación más completo del mundo”.

Con relación al presupuesto de los programas del Ministerio de Desarrollo Social destinados a niñez y adolescencia, entre 2015 y 2018, el Programa de Atención a la Madre y el Niño disminuyó en términos reales 80%, el Programa de Acciones para la promoción y protección integral de los derechos de niños niñas y adolescentes 12%, y el programa de Políticas Federales para la Promoción de los Derechos de Niños y Adolescentes cayó 12%.

A nivel agregado, los programas relacionados con niñez y adolescencia sufrieron entre 2015 y 2018 un recorte del 42% en términos absolutos, que se reduce al 22% se si considera el efecto inflacionario del período.

Autor: Nicolás Bengoa

Comentarios